¿CÓMO FUNCIONA EL CORTE POR CHORRO DE AGUA?

La tecnología no se detiene y tampoco la producción. Por ello, las mejoras continuas en el mundo de la industria a veces superan nuestras expectativas. El corte por chorro de agua, por ejemplo, es una técnica que si bien no surgió por ósmosis, en realidad es relativamente nueva. Su aplicación es muy sencilla y altamente eficiente. ¿Quieres saber cómo funciona? Continúa leyendo.

corte por chorro de agua

El corte por chorro de agua es una técnica que consiste en seccionar diferentes materiales utilizando la presión alta de agua o sustancia líquida parecida. Puede ser una mezcla de líquidos abrasivos, los cuales son utilizados para los materiales más difíciles como el metal. Los materiales más suaves o fáciles de seccionar como la madera o el caucho se pueden cortar con agua regular.

Esta técnica o herramienta actual es especialmente popular en la industria, ya sea en maquilas como en plantas de minería o incluso el negocio aeroespacial, por su eficiencia en cortes de materiales que con otras técnicas no serían tan rápida y fácilmente cortados.

¿Pero cómo funciona en realidad?

Estas máquinas son en realidad lo que se considera una máquina CNC, o máquina de control por computadora, lo cual significa que es manejada por alguien, a través de comandos alfanuméricos y programación por computadora.

Las ventajas y beneficios que una máquina de este tipo conllevan, son muchísimas. Si has estado leyendo nuestros artículos, quizás recuerdes un par de estas menciones que hemos hecho. Entre sus beneficios se encuentra el ahorro de tiempo y una mayor precisión en la actividad.

Es así que una máquina cortante por chorro de agua se basa en los comandos del ordenador que guían el movimiento de la máquina para cortar piezas exactas de acuerdo a las especificaciones y con mínimo esfuerzo del encargado.

Está compuesta por una bomba que crea una presión en el flujo de agua para el momento de seccionar el material. El eje que dirige el chorro de agua es controlado por el operador o encargado y funciona de manera muy sencilla: a través de un sistema de coordenadas regular (X, Y), de desplazamiento. Así, el error se minimiza o incluso elimina, pues la máquina sigue órdenes específicas que no permiten otro tipo de movimiento o trayectoria, más que la programada. Estos comandos de movimiento permiten que los cortes sean angulados, verticales, profundos o semi-profundos, y además, por supuesto, automáticos.

La bomba de presión que hemos mencionado, es una manera de accionar el corte de forma que la potencia de éste permita que se realice más rápidamente que otras técnicas o herramientas que no aplican la fuerza del agua o sustancia. Además, bomba permite que el corte sea limpio y constante, sin riesgo de fugas hidráulicas desordenadas.

El depósito donde el agua se mantiene expectante permite que el agua se utilice inmediatamente cuando es requerida, ya que el proceso desde el inicio hasta el final, se encuentra mecanizado. Una vez que se realiza el corte, también el comando inmediato es el de disipar la potencia del agua.

Tanto la potencia como la velocidad como la profundidad del corte en cualquier material se pueden administrar a conveniencia. En realidad la aplicación del corte por chorro de agua es tan sencillo, que el operador puede no tener experiencia alguna o poca experiencia, y llevar a cabo su trabajo de forma excelente. Esto, gracias a la facilidad con que los comandos son aplicados. El software que conlleva la máquina (o sea el sistema de control por computadora o CNC), está hecho justamente para que un operador sin previos conocimientos pueda aclimatarse a la técnica.

Es una máquina sumamente eficiente, por su exactitud de corte, su facilidad de uso y su rapidez en cada movimiento. Además, el mantenimiento es también muy sencillo, puesto que no requiere más que un constante vigilar del correcto uso. Mientras el accionamiento, las pausas y la potencia sean aplicadas de forma que la máquina no muestre problemas, en realidad no requiere de cambios o revoluciones.
En términos simples, la máquina de corte por chorro de agua, así como la máquina de corte láser o la máquina de plasma, son en realidad suplementos indispensables en las empresas industriales que tienen a su cargo actividades de corte, ensamblaje o incluso diseño. Por sus características, representan una de las más grandes y mejores inversiones que un hombre o mujer de negocios puede llevar a cabo. La eficiencia se traduce en un ahorro de tiempos, de errores y por lo tanto, de dinero, dejando cabida a un mayor margen de ganancia y un menor tiempo de espera de retorno de inversión.

Las máquinas automatizadas, de por sí, son ya un invento que llegó a nuestras vidas a cambiar la forma en que se llevaban a cabo los procesos en una fábrica o industria. El corte por chorro de agua surgió gracias a ellas, y debido a que por ciertos requisitos en ciertos productos, el calor no es una opción para cortar los materiales. La solución que el agua representa ha llevado a miles de bienes y servicios mejorados para poner a prueba ante la sociedad.

Esperamos hayas disfrutado nuestro artículo. Te invitamos a que pases a leer los demás textos en nuestro blog. Si quieres saber más sobre nuestras máquinas, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros lo más pronto posible. Constantemente nos estamos actualizando para ofrecerte sólo la tecnología de punta y los precios más atractivos del mercado.