Funciones de una cortadora plasma

La cortadora plasma se utiliza para cortar metal con la máxima precisión, lo que sale de la antorcha es casi el doble de rápido que la velocidad del sonido, y casi el doble de caliente que la superficie del sol. Lo más fascinante, es que lo único que necesita para hacerlo es electricidad y aire comprimido. Al hacerlos interactuar, el cortador transforma el aire, al salir por la antorcha el aire ya no es un gas, sino un plasma, un estado de la materia tan impresionante y energético que puede convertir el metal en vapor.

Esta tecnología se aplica para cortar todos los materiales metálicos conductores de energía, tales como el acero al carbono, aceros inoxidables, aluminio, cobre, bronce, latón, así como todas las aleaciones, en resumen todo material que sea conductor de energía se puede cortar con el proceso plasma. Actualmente este proceso tiene una gran difusión y una gran aplicación en la industria de las construcciones metálicas; se dice que el plasma es el cuarto estado de la materia, siendo así el líquido, sólido, gaseoso y plasma seria el cuarto.

Este proceso de corte de metales conductores de energía tiene muchos beneficios frente a otros procesos; se puede iniciar el corte de una manera rápida, que al compararse con el proceso de oxicorte, el cual necesita de un proceso de precalentado para inyectar e iniciar. Por ello, el corte en el proceso plasma es casi inmediato, permitiendo una rápida perforación de la chapa, disminuyendo las deformaciones debido a una alta concentración de calor.

Entre varios de los beneficios de utilizarlo tenemos los siguientes:

  • Cuando se necesita un corte sin deformaciones en la pieza, el proceso plasma es muy beneficioso.
  • Se pueden cortar espesores muy delgados en los procesos manuales, hasta 30 milímetros aproximadamente.
  • Las superficies a cortar siempre quedan parejas, con buen acabado.
  • Permite cortar en cualquier posición y se obtienen cortes limpios, no contaminantes.

El plasma puede tener usos variados, que van desde autos, motocicletas, corregir soldaduras que estén mal construidas, así que se remueve el trabajo, se limpia con la moladora y se empieza de nuevo. También se podría usar como esquiladora, al utilizar una guía con este soporte con ruedas, rasgando el metal, logrando un corte limpio. Con esta máquina específica se cortan partes con precisión para cualquier proyecto, con una calidad de corte más limpia, superficie pareja, sin escorias adheridas, mínimas distorsiones, reducida zona afectada por calor, con el plus de que es una forma cómoda, práctica y rápida.

Lo que necesitamos para obtener este tipo de corte es:

  • Aire comprimido. La mayoría de los equipos portátiles manuales usan aire comprimido, y también hay procesos plasma mucho más complejos que están instalados en pantógrafos que usan mezcla de gases.
  • Contar con el equipo y los repuestos.
  • Energía eléctrica

Estos serían los elementos más importantes para hacer un procedimiento plasma; en cuanto a las condiciones de trabajo, este tipo de corte tiene la ventaja de que permite cortar en cualquier posición y no necesita la preparación del material, ya que puede cortar chapas pintadas, oxidadas y en distintas condiciones, que en otros procesos de cortado se exige una preparación previa para no contaminarla.

Hablando del funcionamiento de la cortadora plasma, es de la siguiente manera: se requiere el cable eléctrico, la manguera de aire comprimido, el tubo que envía la electricidad y el aire comprimido a la antorcha, además de la abrazadera, el terminal positivo; cuando se enciende el cortador, la corriente alterna de 110 voltios, pasa por la caja donde un transformador y un rectificador cambian el voltaje y lo convierten en corriente directa. Después llega a la antorcha y el aire comprimido se envía por el mismo tubo a la antorcha, al hacer contacto transforma el aire del estado gaseoso a plasma increíblemente caliente. El plasma sale a toda velocidad, a más de 2000 kilómetros por hora, y es extremadamente caliente, ya que funciona a más de 9000° C, por lo que funde el metal de forma instantánea, incluso parte del metal se vaporiza. El resultado es un corte increíblemente limpio y preciso.

Para entender cómo el procedimiento plasma transforma el aire de gas a plasma para cortar el metal, habría que analizar su interior. En el centro de la antorcha, hay un pequeño canal con un electrodo negativo, los lados del canal son positivos, esta diferencia de polaridad es esencial en la creación del plasma. Cuando el procedimiento de plasma funciona, la electricidad y el aire comprimido llegan a la antorcha por el mismo conducto pero no llegar a hacer contacto. El aire comprimido llena el espacio alrededor del canal y el interior alrededor del electrodo.

En cuanto a la corriente eléctrica, llega al electrodo negativo y la cara positiva de los lados la atrae, haciendo que salte de una a otra y creando un pequeño arco eléctrico; el aire comprimido en contacto con el relámpago en miniatura se estimula intensamente y sufre un cambio de estado muy violento. El aire ya no es un gas, convirtiéndose en una especie de cultivo hiperenergético de iones positivos y electrones libres, se convierte en plasma, el cual sigue confinado a la antorcha y para cortar el metal tiene que salir. En este momento del proceso, entra en juego el terminal positivo unido al metal y convierte toda la superficie en positiva.

Cuando la antorcha se aproxima al metal, este ofrece una superficie positiva mucho más grande que los lados del canal; el terminal positivo atrae toda la corriente eléctrica, por lo que no existe riesgo de electrocución, ni siquiera tocando la superficie del metal. El arco eléctrico salta de los lados del canal a la superficie metálica y el plasma sale de forma instantánea por la antorcha, es tan caliente que funde e incluso vaporiza el metal. El metal fundido vaporizado se expulsa de forma inmediata, gracias al chorro de aire que sale de los lados del canal. El resultado es un corte limpio y exacto, usando solo aire y electricidad.

La cortadora plasma, utilizando un rayo de electricidad, transforma el aire comprimido en plasma, que es un estado de la materia tan energético que puede cortar el metal fácilmente y de forma instantánea. Este equipo de corte se identifica por su fortaleza, simpleza, confianza, protección, flexibilidad y portabilidad, características que en Jads Machinery distinguen a nuestros equipos, por lo cual diseñamos y mejoramos permanentemente basándonos en estos principios.

Contáctenos y solicite su cotización.

Recent Posts

Deja un comentario